Visita a la clinica dental para niños – Problemas de boca

Visita a la clínica dental para niños – Problemas de boca

Tener una boca sana depende, fundamentalmente de tres factores: la higiene, la alimentación y las visitas regulares a una clínica dental para niños.

Antes de la aparición del primer diente de leche únicamente es necesario extremar la higiene de los objetos que entren en contacto con la boca del bebé así como de la piel de la madre, si el niño recibe lactancia materna.

En este período pueden presentarse problemas como las aftas o la candidiasis.

Cuando aparezcan los primeros dientes de leche, se debe comenzar a limpiar la boca del bebé después de cada toma ya que desde ese momento pueden aparecer, además, las caries.

Caries

clínica dental para niños

El contacto entre los restos de alimentos y las bacterias de la propia boca puede originar una película denominada placa bacteriana que se adhiere a la superficie del diente.

Si esta placa no se elimina (mediante cepillados y limpiezas periódicas a la clínica dental para niños), daña el esmalte dental provocando la caries.

Sin tratamiento, la caries se extiende sobre el diente y puede llegar a destruirlo.

En cuanto aparezca algún síntoma, hay que acudir al dentista, que eliminará la caries y rellenará el diente con un empaste.

Caries del lactante

Los dientes de leche también pueden verse afectados por las caries. Para evitarlo deben tomarse las siguientes precauciones:

  • Si se moja el chupete, hacerlo sólo con agua.
  • No permitir que el bebé se duerma mientras toma el pecho o el biberón.
  • Si hay que dejar que el niño duerma con biberón, dárselo únicamente con agua.
  • Darle al bebé un poco de agua después de cada toma.

Un síntoma característico es que el niño o bebé se queje de dolor de dientes, mostrando manchas amarillentas.

clínica dental para niños

Aftas

El niño se queja de ardor o picor, seguido de la aparición de un bulto rojo que se ulcera y le duele.

Lee También  La diarrea en el bebé, síntomas y tratamientos

Estas úlceras son pequeñas, pero pueden aparecer muchas juntas y dar la sensación de mayor tamaño.

Si aparecen muchas suelen provocar dolor incluso en zonas próximas como el oído o la garganta, también puede haber dolor de cabeza y malestar general.

Entre sus posibles causas se cuentan:

  • Los antecedentes familiares.
  • La falta de vitaminas o de hierro.
  • Los traumatismos en la mucosa bucal.
  • La alergia a algún alimento.
  • Sistema inmunológico deprimido (defensas bajas)

No hay un tratamiento específico para las aftas. Si las molestias son intensas el pediatra recomendará los medicamentos adecuados.

El dolor suele disminuir por sí solo. La curación, sin secuelas, se produce de forma espontánea en un par de semanas.

Si el niño sufre Aftas ha de cuidar especialmente la higiene bucal y evitar alimentos picantes, ácidos, muy calientes o que puedan causar heridas como patatas fritas, cortezas o galletas.

Candidiasis oral

Es la infección de la mucosa de la boca por un tipo de hongo llamado Candida albicans.

Es frecuente en niños menores de seis meses.

En general no causa molestias pero debe ser tratado para evitar contagio a otras zonas como genitales o el pezón de la madre en lactantes.

Entre sus posibles causas se encuentran:

  • Contagio durante el parto o al tomar pecho.
  • Tocar o llevarse a la boca objetos contaminados.
  • Haber tomado antibióticos recientemente.

Para prevenirla:

  • Desinfectar los objetos que el niño se lleve a la boca sumergiéndolos en agua hirviendo durante unos minutos.
  • Si el bebé toma pecho, la madre debe lavar el pezón, secarlo bien y aplicar pomada antimicótica que le recomiendo el pediatra.

El tratamiento que indicará el pediatra consiste en aplicar, directamente sobre las manchas de la boca, una solución antimicótica o antihongos.

Mal aliento

Puede darse a la placa bacteriana dental, a restos de alimentos, a caries cavitada donde quedan atrapados restos de alimentos que se pudren o a la inflamación de las encías causadas, por ejemplo, por una gingivoestomatitis herpética.

Lee También  Escarlatina en niños, síntomas y tratamientos

Otro motivo frecuente es que los niños se introduzcan cosas en la nariz como chucherías, botones o trozos de papel. Si el objeto es absorbente, se pudre, lo que causa el olor fétido.

Por último, ciertas enfermedades sistémicas, como la diabetes no tratada, puede provocar alteraciones en el aliento.

Consejos prácticos

clínica dental para niños

Visitar regularmente la clínica dental para niños

  • La primera visita a la clínica dental para niños debe realizarse antes del primer año de vida del bebé.
  • Con posterioridad se debe acudir al dentista infantil cada seis meses.

Higiene bucal

  • Antes de cumplir un año:

Limpiar los dientes y las encías del bebé después de cada toma, con una gasa húmeda.

  • De uno a tres años:

Los dientes del niño, también los de leche, así como las encías y la lengua pueden empezar a limpiarse con un cepillo suave y pequeño, además de con seda dental. Se introducirá una pequeña cantidad de dentífrico a partir de los dos años o cuando el niño aprenda a enjuagarse.

  • A partir de los tres años:

El niño debe empezar a cepillarse por sí mismo, bajo la supervisión de los padres, después de las comidas y antes de acostarse.

Establecer hábitos alimentarios saludables

  • Seguir una dieta equilibrada, con abundancia de pescados, leche y sus derivados, frutas y verduras.
  • Reducir el consumo de alimentos ricos en azúcar.
  • No comer entre horas.

EVITAR

  • El uso de chupete a partir de los dos años.
  • Morderse las uñas o morder otros objetos ya que es posible que los dientes se desplacen hacia adelante.
  • Introducir en la boca objetos punzantes o cortantes que puedan causar llagas.
Por favor SIGUENOS!

COMMENTS

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.