La Gripe en niños, prevención y tratamiento

La Gripe en niños, prevención y tratamiento

La Gripe en niños es una enfermedad viral, muy contagiosa, del tracto respiratorio superior. Se caracteriza por la aparición repentina de fiebre, dolores musculares, de garganta y tos seca.

Su incidencia es mayor en invierno y a principios de la primavera.

El virus se contagia al inhalar las gotitas expulsadas por una persona enferma al hablar, estornudad o toser.

También puede producirse el contagio al tocar algo que ha sido manipulado por la persona infectada y llevarse posteriormente las manos a la boca, la nariz o los ojos.

Es muy contagiosa desde 24 horas antes de aparecer los síntomas hasta 24 horas después de su desaparición.

El período de incubación es corto, de uno a cuatro días.

Prevención de la gripe en niños

La vacuna contra la gripe en niños es diferente cada año, ya que el virus que causa la infección tiene una gran capacidad para mutar.

Es conveniente vacunar a los niños mayores de seis meses con deficiencias nutricionales o que hayan pasado recientemente alguna enfermedad que los haya debilitado, o con enfermedades respiratorias, cardíacas o renales.

También han de vacunarse los niños y adolescentes que tomen aspirina con frecuencia.

Otras precauciones son evitar el contacto con personas afectadas y si es necesario rogarles que se tapen la nariz y la boca con un pañuelo al toser o estornudar para reducir la diseminación del virus.

Pasar el menor tiempo posible en ambientes cerrados y con mucha gente.

Lavarse las manos con frecuencia y usar pañuelos desechables.

La Gripe en niños

Síntomas de la gripe en los niños

  • Dolor de espalda, acusada sensación de cansancio y dolores musculares y articulares.
  • Tos seca o con poca expectoración.
  • Sudores, fiebre elevada, dolor de cabeza, secreción nasal.
Lee También  Fimosis, como saber si la tengo o la tiene mi bebé

Tratamiento de la gripe en niños

Una vez contraída la enfermedad, no existe tratamiento específico, si se pueden probar remedios caseros.

Algunas medidas generales pueden ser tomar la temperatura del niño cada 5 horas y hacerle guardar cama mientras tenga fiebre.

La Gripe en niños

Si la fiebre es muy alta y no baja con los medicamentos antitérmicos, puede administrarse baños de agua tibia.

Mantener húmedo el ambiente de la habitación con un humidificador, o mejor colocar una toalla sobre el radiador de la calefacción y cambiarla cada 30 minutos.

Aumentar la ingesta de líquidos para que las secreciones nasales y la expectoración sean más fluidas y para evitar la deshidratación que pueden producir el aumento del sudor y de la mucosidad.

Hacer inhalaciones de vapor de agua a la que puede añadirse alguna hierba aromática descongestiva como el eucalipto o manzanilla.

A los niños pequeños, sobre todo a los bebes, conviene despejarles las fosas nasales con suero fisiológico para que puedan respirar por la nariz mientras se alimentan. Los niños mayores deben sonarse suavemente, ya que soplar con mucha fuerza por la nariz puede provocar sinusitis o infecciones en el oído.

Dar un poco de vaselina pura alrededor de las fosas nasales evitará la irritación de la zona.

Los tratamientos sintomáticos podrían ser los siguientes:

  • Analgésicos y antitérmicos (paracetamol, ibuprofeno, etc) que sirven para bajar la fiebre, calmar el dolor de cabeza, los dolores musculares… No se debe dar aspirina a los niños sin consultar al médico, los efectos secundarios pueden ser más graves.
  • Expectorantes o mucolíticos para facilitar las secreciones bronquiales y estimular la tos productiva.
  • Antitusígenos que sirven para calmar la tos seca. Es necesario ser prudente con éstos fármacos ya que pueden provocar efectos no deseados.
  • Descongestivos nasales. No son convenientes ya que por vía tópica pueden causar irritación y efecto rebote, es decir, provocar mayor congestión cuanto más se administren y por vía sistémica pueden aumentar la tensión arterial y la glucosa. Es mejor utilizar suero fisiológico.
  • Medicamentos antivirales para reducir la duración de la enfermedad y la gravedad de los síntomas. Deben tomarse dentro de las 48 horas posteriores a la aparición de la enfermedad.
Lee También  Fibrosis Quistica

En general no debe tomarse ningún medicamento para luchar contra la gripe en niños a no ser que sea el médico quien lo indique ya que no es efectivo contra este virus.

La Gripe en niños

Debes llamar al médico si el niño es muy pequeño, tiene alguna enfermedad previa o su sistema inmunológico está deprimido.

Si tiene dolor o supuración de oídos.

Si los síntomas se agravan o persisten durante mucho tiempo, lo normal es que una gripe en niños dure sobre 5 días, aunque el niño puede sentirse débil varias semanas.

Si después de un período de recuperación vuelve a presentarse la fiebre, el malestar, la dificultad respiratoria, etc.

O si observas ganglios inflamados y dolorosos en alguna zona del cuerpo del niño, por ejemplo en el cuello.

Por favor SIGUENOS!

Leave a Comment